Conoce sus historiashaciendo click en su nombre o país

En las sociedades de acogida, muchas personas que huyen de la discriminación y la persecución por motivos de orientación sexual e identidad de género en sus países de origen se enfrentan a una doble discriminación: la de ser persona LGTB y ser migrante o refugiada.

Es un reto para las sociedades de acogida trabajar en la eliminación de los prejuicios y estereotipos sobre las personas que migran por motivos de orientación sexual e identidad de género con el fin de avanzar hacia una sociedad igualitaria, solidaria, intercultural y libre de discriminación.

Aunque España es el país con mayor porcentaje de aceptación, los migrantes LGTB se enfrentan a situaciones de discriminación.

Delitos de odio

en España en 2015

39,9%

por motivos de
orientación sexual o
identidad de género

37%

por motivos
racistas o xenófobos

España se encuentra por delante a otroa países en aceptación de la homosexualidad:

80%

República Checa

76%

Gran Bretaña

74%

Italia

42%

Polonia

88%

grado de aceptación

de la homosexualidad en España

CEAR-Medios de comunicación

El tratamiento informativo tanto sobre personas migrantes y refugiadas como sobre personas LGTB ha mejorado sustancialmente en los últimos años.

Sin embargo, todavía son frecuentes informaciones sobre ellas que incurren en estereotipos e imprecisiones.

El papel de los medios de comunicación a la hora de presentar una visión real de la situación de estas personas es un paso clave a la hora de que se pueda conseguir la integración en las sociedades de acogida.

    A

  • Se denomina así a quienes perpetran, o existe un temor fundado de que perpetren, los actos (en el caso del derecho de asilo) o los daños graves (en el caso de la protección subsidiaria). Estos agentes pueden ser:

    • a) estatales: cuando la persecución o los daños graves son ejercidos por el Estado o por alguna de sus estructuras;
    • b) no estatales: abarcan a las personas, grupos o comunidades que actúan fuera del ámbito del Estado pero donde éste promueve, permite o tolera la persecución o los daños, o no es capaz de proporcionar una protección efectiva.

    La Ley de Asilo española incluye también un tercer tipo:

    • c) los partidos u organizaciones que controlen el Estado o una parte considerable del territorio.
  • Comportamiento agresivo repetido destinado a herir a alguien. Puede ser físico, mental, y/o emocional. En los países europeos, la homofobia y la transfobia son con demasiada frecuencia causa de acoso.

    B

  • Orientación sexual en la que una persona se siente atraída física, sentimental y/o emocionalmente por hombres y mujeres.

    D

  • Trato diferenciado y desigual hacia una persona o un grupo de personas en diversos ámbitos de la vida social en función de una o varias categorías, sean estas reales, atribuidas o imaginarias, tales como la cultura, el género, la edad o la clase social. La discriminación es un acto que limita o perjudica el acceso a derechos de las personas afectadas. La discriminación no es considerada por sí misma como persecución en el marco del derecho de asilo, exceptuando sus expresiones particularmente atroces y que, por sí mismas, constituyen una violación grave de los humanos. Sin embargo, un patrón persistente y generalizado de discriminación que resulte en consecuencias sustancialmente perjudiciales para la persona o para el grupo, justifica la necesidad de protección internacional.

  • Derechos pertenecientes a todos los seres humanos por el hecho de serlo cuyo respeto debe ser reconocido para todas las personas.

  • Enfoque de la igualdad que persigue celebrar las diferencias entre las personas

  • Alude a la multiplicidad de posibilidades de situarnos con respecto a nuestros deseos y afectividades.

    La preferencia sexual (heterosexualidad, bisexualidad, homosexualidad…) en sus múltiples configuraciones sociales actúa como bisagra de la identidad de género(mujeres, hombres, transexuales, transgénero, intersexuales…).

    Al igual que ha ocurrido históricamente con el género, persiste hoy una percepción esencialista de la sexualidad. El matrimonio, la reproducción y el amor han sido las justificaciones históricas del sexo y siguen hoy condicionando nuestras percepciones de lo legítimo.

    E

  • Los estereotipos son el conjunto de creencias sobre los atributos asignados a un determinado grupo social.

    Surgen por el proceso cognitivo de categorizar, es decir, de colocar en un grupo a un objeto, a una persona, a un animal, etc. El proceso da por hecho que la totalidad del grupo comparte características peculiares. Estereotipar es, por ende, asignar características idénticas a cualquier persona de un grupo, sin considerar las variaciones que se dan entre los miembros de dicho grupo.

    Los estereotipos, en parte, se corresponden con la realidad, pero tienden a exagerarla. Son estructuras cognitivas (como fotografías mentales) que incluyen creencias, sentimientos y expectativas acerca de distintos grupos sociales.

  • Manifestación externa de la propia identidad de género, generalmente, expresada a través del comportamiento de género “masculino” o “femenino”, ropa, corte de cabello, voz o características del cuerpo. Normalmente, las personas transexuales tratan de que su expresión de género coincida con su identidad de género, en lugar del sexo asignado al nacer.

    G

  • Se refiere a la relación entre mujeres y hombres basada en identidades sociales y culturalmente construidas y definidas, el estatuto, el rol y las responsabilidades que se asignan a uno u otro sexo. El sexo, por otro lado, es una determinación biológico.

  • se utiliza para describir a las personas que experimentan atracción física, romántica y/o emocional hacia personas del mismo sexo. A menudo se utiliza para describir a un hombre que se siente sexualmente atraído por otros hombres, pero también puede ser usado para describir a las mujeres atraídas por otras mujeres.

  • La pertenencia a un grupo social determinado es uno de los motivos de persecución que figuran en la definición de persona refugiada, establecidos en la Convención de Ginebra de 1951. La categoría de grupo social determinado abarca la persecución por motivos de género, que sufren específicamente las mujeres por el hecho de serlo, y la persecución por orientación sexual o identidad de género, dirigida contra las personas con una preferencia sexual o una identidad de género que transgreden las normas establecidas por la heteronormatividad.

    La legislación española no reconoce en plenitud las persecuciones por motivos de género, por orientación sexual o por identidad de género. Considera que por sí mismas no son suficientes para la concesión del estatuto de persona refugiada y las condiciona a la concurrencia de un concepto jurídico indeterminado: las ‘circunstancias imperantes en el país de origen’. Condicionar el reconocimiento de estas persecuciones a las circunstancias imperantes en el país de origen puede suponer un obstáculo casi insalvable para las personas que lleguen al territorio español huyendo de ellas.

    H

  • La heterenormatividad se refiere al régimen social, político y económico cuya única forma aceptable y normal de expresión de los deseos sexuales y afectivos, así como de la propia identidad, es la heterosexualidad, la cual presupone que lo masculino y lo femenino son substancialmente complementarios en lo que respecta al deseo. Esto quiere decir, que tanto las preferencias sexuales como los roles y las relaciones que se establecen entre los individuos dentro de la sociedad, deben darse en base al binario ‘masculino-femenino’, teniendo que coincidir siempre el ‘sexo biológico’ con la identidad de género y los deseos asignados socialmente a éste.

  • Persona que siente atracción física, romántica y/o emocional hacia personas del sexo opuesto.

  • Temor u odio hacia las lesbianas y los gays. Prejuicio o intolerancia suelen ser las descripciones más precisas del odio o antipatía hacia las personas LGTB.

  • Término genérico que designa a alguien que generalmente se siente atraído física/emocionalmente por personas del mismo sexo. Puede aludir tanto a mujeres lesbianas como a hombres gays. En algunos países o contextos, esta palabra puede tener connotaciones negativas, por lo que muchas personas de orientación homosexual, especialmente si viven abiertamente dicha orientación, prefieren emplear los términos lesbiana o gay.

    I

  • La identidad de género se refiere al sentimiento de ser ‘hombres’ o  ’mujeres’, pero también a las identidades no normativizadas como la ‘transexualidad’ y el ‘transgénero’, que conducen al cuestionamiento de la identidad de género como algo sujeto a dos categorías únicas y contrarias. La definición de la identidad de género como algo múltiple rompe con la visión clásica del binomio sexo- género (dos sexos- dos géneros). Se entiende que los cuerpos ofrecen diferencias anatómicas de carácter natural, biológico, pero es la interpretación que hacemos de los cuerpos lo que los dota de significado. Habría así dos elementos construidos, el género y el sexo, que actúan como bisagra a la hora de comprender nuestra identidad de género (nuestros comportamientos y subjetividades), nuestra identidad sexual (nuestros deseos y afectividades) y nuestras posibilidades de estar en sociedad (nuestros roles).

  • Concepto según el cual todas las personas deben ser tratadas igual y recibir los mismos derechos políticos, económicos, sociales y civiles, independientemente de su raza, discapacidad, edad, orientación sexual, género, religión, ideología, etc. Se trata de un principio que debe informar todas las actuaciones públicas en los Estados democráticos; además es un derecho fundamental de todas las personas.

  • El concepto según el cual todas las personas deben tener igualdad –en el sentido de iguales posibilidades reales- de acceso al empleo, a los servicios sociales, a la vivienda, a la sanidad, etc., independientemente de su raza, discapacidad, edad, orientación sexual, género, religión, ideología, etc. Todos los países europeos tienen legislación en materia de igualdad, pero su alcance varía.

  • Se refiere a la condición de tener una anatomía sexual que se considera no corresponde con el estándar masculino o femenino. La intersexualidad se puede utilizar como un término general que abarca las diferencias de desarrollo sexual. El término intersexual no es intercambiable con o sinónimo de transexual.

    L

  • Mujer que siente atracción física, romántica y/o emocional hacia otras mujeres. Algunas mujeres prefieren que se refieran a ellas como gay o mujer gay.

  • Es un término que se refiere al conjunto de individuos con una preferencia sexual y/o identidad de género distintas a las consideradas como normativas, incluyendo a personas lesbianas, gays, transgénero, transexuales, bisexuales e intersexuales. Sin embargo, esta denominación funciona, por lo general, como una suerte de identidad colectiva para todas aquellas personas que no se identifican como heterosexuales, aunque no en todos los casos éstas se sientan representadas o conformes dentro de este término que pretende englobarlos.

    O

  • Se refiere a la capacidad de cada persona de sentir atracción profunda a nivel emocional, afectivo y sexual, y de tener relaciones íntimas con individuos de diferente género, del mismo género o de más de un género.

    P

  • Creencia, opinión o juicio preconcebido sobre un grupo de personas.

  • Partiendo del concepto de persecución, definido en el ámbito del derecho de asilo como la violación grave o sostenida o sistemática de los derechos humanos, la persecución por motivos de género es aquella que se da cuando estas violaciones de derechos tienen relación con el papel que se le asigna a una persona debido a su identidad de género (mujer, hombre, trans, u otras) o debido a sus preferencias sexuales. La discriminación o el trato menos favorable pueden llegar a equivaler a persecución y requerir de la protección internacional.

    La persecución que sufren las mujeres y las personas no normativizadas -aquellas cuya identidad o cuya sexualidad no se ajustan a las normas- se lleva a cabo sobre todo a través del control de su sexualidad, de su capacidad reproductiva y de su cuerpo.

    Desde el punto de vista estructural, la persecución por motivos de género puede manifestarse mediante la imposición de leyes y normas sociales, religiosas o culturales discriminatorias; o a través de penas o castigos desproporcionados por transgredir este tipo de leyes y normas; manifestándose tanto en el entorno privado como público y ejecutándose por agentes estatales y no estatales.

    La violencia sexual, la violencia intrafamiliar, la violencia en el ámbito comunal y estatal (feminicidio, mutilación genital femenina, matrimonio forzado, quema de viudas, esterilización forzada, aborto selectivo, lapidación…) y la trata de personas con fines de explotación sexual son algunas de las formas de persecución que sufren con frecuencia las mujeres.

    La penalización, incluida la pena de muerte en algunos países, las torturas y tratos degradantes (a veces ejercidos por los propios agentes estatales), la violación y los abusos sexuales, la estigmatización y patologización, la reclusión y la violencia intrafamiliar y comunitaria son algunas de las formas de persecución que sufre con frecuencia la población LGTB.

    Estas clasificaciones no son estancas, sino que tratan de reflejar algunos casos habituales distintos ámbitos.

    S

  • Clasificación biológica de las personas en masculino y femenino. Al nacer, a los niños se les asigna un sexo con base a una combinación de características corporales, como: los cromosomas, las hormonas, los órganos reproductores internos y los genitales.

    T

  • Un término general para las personas cuya identidad de género y/o expresión de género difiere del sexo asignado al nacer. El término puede incluir, pero no limitado a: transexuales, travestis u otras otras. Las personas transgénero pueden identificarse como mujer a hombre (FTM) o de hombre a mujer (SMN). Las personas transexuales pueden o no decidir la modificación de sus cuerpos hormonal y/o quirúrgicamente.

  • Término legal que designa a una persona que está en vías de llevar a cabo, llevando a cabo o que ha llevado a cabo una cirugía de reasignación de sexo. Es ofensivo describir a una persona como transexual, igual que puede serlo en algunos casos, llamar homosexual a un gay o una lesbiana) y siempre deberíamos identificar a una persona citando el sexo con el que ella se identifica (hombre o mujer). No obstante, se puede utilizar como adjetivo, por ej., “estatus transexual” o “condición transexual”.

    V

  • Cualquier acto de violencia que genere, o potencialmente genere, sufrimiento físico, sexual o psicológico, o que se infrinja a alguien debido a su sexo o género, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si ocurre en la vida pública como privada. La violencia basada en género engloba la violencia contra las mujeres y los hombres por su forma de experimentar y expresar su género y sus sexualidades.